Síguenos en Google+ Dale Me Gusta en Facebook Síguenos en Twitter

El Halcón Maltés Crítica. Mis Clásicos por J.C


Este film forma parte de ese grupo de producciones que llevaron a Bogart a lo mas alto en el estrellato Holliwoodiense.
Han existido luces cinematográficas en el firmamento del cine y sin lugar a dudas Humphrey Bogart es una de ellas. Vayamos por saber de que va El Halcón Maltés.
Sinopsis: El detective privado Sam Spade (Humphrey Bogart) estaba sentado en su oficina, mirando la ciudad de San Francisco por la ventana, cuando irrumpió una misteriosa dama, la señorita Ruth Wonderly (Mary Astor). La elegante mujer quería investigar el paradero de su hermana, quien supuestamente había huido de casa con un vividor de origen británico. El socio de Sam, Miles Archer (Jerome Cowan) se ofrece para buscar al hombre y seguirá discretamente a la mujer, pero es asesinado. Sam confronta a la clienta, la señorita Ruth Wonderly confiesa que realmente ella es Brigid O’Shaugnessy (Mary Astor) y resulta que el asunto de la desaparición de su hermana era mentira: el hombre que buscaba era su socio y puede tener en su poder una valiosa estatua de un halcón, incrustada con piedras preciosas de un valor inmenso, que se supone que era el tributo que los Caballeros de Malta pagaron por la isla al rey Carlos V. Ella no es la única tras el Halcón Maltés, ya que un grupo de maleantes internacionales está también tratando de conseguir la estatua, dispuestos a engañar, robar o matar, para apropiarse del tesoro. Un hombre llamado Kasper Gutman (Sydney Greenstreet), el engañoso Joel Cairo (Peter Lorre), Wilmer (Elisha Cook Jr.) y la seductora señora O’Shaughnessy quieren aprovecharse del genio y el ingenio de Sam Spade para sus propios intereses, pero al detective le preocupa más salir ileso de las peligrosas situaciones y sacar el mayor provecho para sí mismo.



Es evidente que solo Bogart no puede llegar a eternizarse dado que en esa época, los directores, y los actores secundarios(no menos importantes) como en esta. John Huston, dirige de manera clara y magistral un thriller de evidente calidad.
Que pasaba en el mundo, mientras se rodaba:
-El centro y casco antiguo de la ciudad de Santander (España) resulta destruido por un pavoroso incendio que se ha iniciado en un edificio de la calle Cádiz, avivado por un aire huracanado. La tragedia se saldará con un balance de más de 400 edificios arrasados, 10.000 personas damnificadas y pérdidas materiales cifradas oficialmente en 85 millones de pesetas. Como consecuencia quedarán arrasados 115.000 metros cuadrados de suelo urbano situados en la zona más céntrica de la ciudad. A partir de entonces, se iniciará una total remodelación del área que con el tiempo dará paso a un moderno centro urbano, orientado al comercio y viviendas para las clases más acomodadas.
-En EE.UU., el presidente Franklin D. Roosevelt autoriza el desarrollo y construcción de una bomba atómica, para lo que incrementa considerablemente el presupuesto militar con dinero de las arcas públicas que incluso serán desconocidas por el Congreso hasta 1944.
-Sin declaración de guerra previa, oleadas de aviones japoneses cazas, bombarderos y torpederos atacan Pearl Harbour (Hawái) destruyendo la flota norteamericana amarrada en puerto. La guerra se extiende por todo el mundo.
-Fallece en Zurich (Alemania) James Joyce, el autor irlandés más importante. Su primera obra "Dublineses", y más tarde "Retrato de un artista adolescente" y "Ulises" confirmaron a Joyce como uno de los escritores intelectualmente más audaces del siglo XX. Su compleja creación nos quiso desvelar la preponderancia del lenguaje, la psicología humana, la filosofía e incluso la mitología clásica.



-En Calcuta, India, fallece Rabindranath Tagore, poeta bengalí, filósofo y novelista, que en 1913 recibió el Premio Nobel de literatura, convirtiéndole en el primer asiático en lograrlo. Su especialidad son los cuentos cortos. 

Nos encontramos ante un film mediano de esos que se hacían en los 40, con una estrella rutilante, seguido de buenos secundarios, con un guión en el que a veces aparte de drama encontramos humor negro brillante, y al conjuntarlo todo, da como resultado, un film sobrio, serio, ameno, interesante de ver. Es uno de esos films de 90 minutos, compacto hecho en la mejor época del cine made in USA. No os lo perdáis, vale mucho la pena. Saludos.
Nota Mis Clásicos : 7,5 sobre 10.
Escena enorme de El Halcón Maltés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada