Síguenos en Google+ Dale Me Gusta en Facebook Síguenos en Twitter

Nos dejan dos mitos del séptimo arte. Un respeto.




Esta semana y con pocos días de diferencia, creo que uno, saltó al mundo mundial a través de las redes y medios la muerte de dos cracks de la interpretación. Uno, Peter O'toole, ojos azules, mirada altiva, gran cautivador de cámaras, nos dejaba a los 81 años después de luchar contra una larga enfermedad, como tantas otras personas anónimas hacen cada día.
Es evidente que ser actor te da mas presencia y la suya, la verdad es que era digna de admirar. Peter Seamus Lorcan O'toole nació en dos lugares, no ya se que no se puede, es que existe la controversia de si nació en Connemara(Irlanda) el 2 de Agosto del 1932, (que es lo que siempre dijo O'toole) o si por el contrario nació en Leeds.
Detalles al margen, podemos decir que nos encontramos ante un gentelman de los más british, que destacó en papeles de distinta índole, pero creo que ensombrecidos por uno. Su papel en Lawrence de Arabia. Ese trabajo condicionó todo lo que hizo luego, y lo elevó a un estatus imperecedero.
Otra cosa que se repite de manera reincidente en Hollywood desde años a, es su falta de reconocimiento hacia este tipo de actores, que alguien como O'toole, habiendo realizado películas como Lawrence de Arabia, El Robo al Banco de Inglaterra, Lord Jim, ¿Que tal Pussicat?, La Noche de los Generales, El León en Invierno, o El Hombre de la Mancha, le tuvieran que dar el Oscar Honorífico, manda eggs.
Siempre se le recordará por esa mirada de ojos azules, intensa, viva. Como siempre digo yo, se habrá llevado la enfermedad el hombre, pero no podrá nunca llevarse su figura blanca encima de una duna en un desierto que parecía estar en Oriente, pero en verdad era Almeria. Descansa en paz, por suerte los dvds, o los Blurays, siempre nos permitirán mantenerlo vivo.





El otro mito que nos ha dejado es Joan Fontaine. Tuvo rivalidad familiar con una hermana, con quien rompió relaciones y nunca se reconciliaron, la famosa Olivia de Havilland. 
Pero la verdad es que no se conoció por ello en el mundo del séptimo arte, sino por papeles en producciones como Rebecca, que representa el inicio de la etapa americana de Alfred Hitchcock, en donde sufre a Laurence Olivier, o en la eterna interpretación suya en Sospecha(Hicth again) donde cambia de pareja para ser la esposa de Cary Grant.
Conozco menos su carrera que la de O'toole, cosa que quiere decir que ya tardo en hacer un monográfico de sus películas, porque se que tiene muchas que valen la pena.
La verdad es que este es solo un pequeño homenaje que desde Nuestro Blog de Cultura les hacemos, en breve tendré el tiempo para hablaros de que me han parecido algunas de sus actuaciones, pero hoy lo que toca. Feliz Navidad a todos los que hacéis posible este blog, y como no a todos los que nos leéis. Sin vosotros nada sería igual. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada